Esposa y Madre.

A mis 22 años conocí a Daniel, un chico 7 años mayor que yo. Estudiábamos en la misma universidad, yo la Licenciatura en Contaduría y él ya cursaba un Posgrado en Lenguas Modernas. Fuimos amigos durante siete meses, ambos sabíamos que había química. Pero yo en ese momento tenía el corazón hecho añicos, por una relación que había terminado muy mal para mí.

Daniel tiene una sonrisa que me enamora y la paciencia que algún día yo quiero encontrar.

Así de paciente fue en su conquista, juro que jamás me sentí tan cotejada como con Dani.

Nos casamos apenas yo terminé la Carrera y es que sabrás que esa fue la condición de papá.

Así que a los 24 años de vida me casé con Dani. Un año antes a la boda, habíamos comprado una pequeña casa, nuestros padres nos ayudaron a pagar el enganche y nosotros nos encargamos del resto.

Durante 2 años, nos dedicamos a nuestra relación de pareja, viajamos a muchos lugares, conocimos muchos museos, comimos de todo, vimos muchísimas películas, asistíamos al cine con frecuencia y rumbeábamos los fines de semana.

A punto de cumplir 27 años, quede embarazada de Juan Pablo y un año después del nacimiento de Pablo, anunciábamos la llegada de José Ángel.

Como no queríamos convertirnos en “Señor y Señora” jajaja, pactamos jamás decir Los hijos que Dios nos mande” así que siempre estuvimos de acuerdo en que solo queríamos dos hijos. Así nos convertimos en padres de dos varones

Cuando los hijos llegan Querido Diario, también llegan muchos miedos. Hoy a la distancia de 18 años que es la edad que tiene Juan Pablo, le sigo preguntando a Dani ¿Será que somos buenos padres?

Dani, siempre me responde con un beso en la frente y dice.

-Claro que lo hemos hecho bien.

Los hijos ocupan la gran mayoría de los pensamientos y de muchas de nuestras acciones Querido Diario, hacemos muchas cosas pensando en los hijos y en nombre de ellos… Confieso que no sé qué tan sano o insano sea eso.

Dani y yo llevamos casados casi 21 años, con muchas buenas rachas y otras no tanto, con nuestros secretos de pareja y lidiando con nuestros propios secretos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .