Otra vez rota

Tengo heridas de guerra y también algunas cicatrices de oro, que he sanado bien, sin embargo, me doy cuenta que, aún quedan algunas heridas que no me atrevo a tocar del dolor que sentiré al suturarlas.

Mujer bonita

Mi mamá tiene una sabiduría amorosamente alegre. Y no miento cuando digo que es la mujer más bonita que han visto mis ojos, aún cuando ella se empeña en pensar lo contrario.

Linaje materno

Mi abuela Miguelina siempre ha sido ama de casa, (trabajo nada fácil) y muy mal remunerado. Percibo a mi abuela como una mujer preocupona, por todo por su mundo y por el mundo exterior y este último quizá el más importante.

Linaje paterno

Mi abuela Gregoria no hablaba mucho, hoy a mis 45 años creo que mi abuela sabía de prudencia y de mucha aceptación, ella no hablaba mucho, pero sus lindos tejidos expresaban el amor por los suyos.

Un poco más de mí.

Soy la hermana mayor y eso sin duda me asentó una pesada carga, pues “debía poner el ejemplo”. Aunque no recuerdo que mi niñez se arruinara por cuidar de mis hermanos, he pensado que, sí aceleró mi proceso de crecimiento mental, emocional y a veces creo que hasta físico.

Querido Diario

“Querido diario”: He sido una mujer muy afortunada, tengo una familia maravillosa, mis padres aún viven, tengo tres buenos hermanos, dos hijos que forjan un camino brillante y un esposo que sé que me ama, no podría quejarme de mi niñez, ni adolescencia, ni de ninguna etapa de mi vida, aunque no todas han sido color de rosa, mi vida ha sido bastante buena y doy gracias por ello.