Otra vez rota

Tengo heridas de guerra y también algunas cicatrices de oro, que he sanado bien, sin embargo, me doy cuenta que, aún quedan algunas heridas que no me atrevo a tocar del dolor que sentiré al suturarlas.